Pontiac Aztek, la historia del crossover que se adelantó a su tiempo y arriesgó cuando no debía

Pontiac Aztek, la historia del crossover que se adelantó a su tiempo y arriesgó cuando no debía

Publicidad

En 2018, y en los años por venir. Los SUV serán los reyes del mundo automotriz, la mayoría de los consumidores quieren uno a pesar de que en muchas ocasiones sean más difíciles de maniobrar, más caros de mantener, consuman y contaminen más que un auto común. Dicha tendencia comenzó a explotar a inicios del nuevo siglo, sin embargo, después de 2010 todo el proceso se aceleró de forma brutal. Justamente a inicios del nuevo siglo, Pontiac dió mucho de que hablar con el Aztek.

Bajo el lema de "Quite possibly the most versatile vehicle on the planet" —Probablemente el vehículo más versátil del planeta —, Pontiac lanzó en 2000, el Aztek, un crossover que era parte de la misión que buscaba darle a General Motors una nueva imagen que alejara a la compañía de los diseños poco propositivos y aburridos por los que se caracterizaron en los 90 y por los que consumidores y periodistas los criticaron tanto.

Pontiac Aztek Concept 4

Antes de que llegara a las calles, como todo auto, tuvo un concepto que se presentó en 1999. Este concepto fue bien recibido y generó muchas expectativas, parecía la bocanada de aire fresco que GM necesitaba. Se dice que en ese momento GM estaba tan centrado en tener un cambio de imagen de sus productos que ordenó que el 40% de sus renovaciones o lanzamientos tuvieran un aspecto arriesgado y más propositivo. Por ello el Aztek recibió luz verde casi de inmediato una vez que se presentó la idea.

Tom Peters fue el líder de diseño del Aztek, sorpresivamente, él es el responsable del diseño del Corvette C7.

Actualmente, antes de ofrecer un producto completamente nuevo es común que se lleven a cabo distintas pruebas o estudios para saber si dicho producto tiene posibilidades de tener éxito. Un rumor indica que cuando se hicieron los grupos focales para el Aztek, hubo personas que declararon que no recibirían el auto aunque fuera regalado. La apariencia arriesgada y en términos simples, fea, no era del agrado de la mayoría de los participantes al ver el modelo de producción.

Pontiac Aztek Srv 2001 1280 01

Sin importar lo anterior, GM y Pontiac continuaron y presentaron la versión definitiva en el 2000. Los ingenieros a cargo de él se sentían completamente orgullosos del proyecto ya que habían logrado terminarlo en tiempo y forma, y los cambios que se les pidieron fueron mínimos.

Una vez en la calle, la recepción estuvo muy contrastada, por una parte algunos medios aplaudían el atrevimiento, mientras que otros, que eran mayoría, lo destrozaron por ser un vehículo feo y no cumplir totalmente con ideas que el concepto había generado.

Pontiac, además de llamarlo versátil, lo ofreció como una opción perfecta para la generación X y sus ganas de vivir con más aventuras. Por ello le dieron ciertos elementos para hacerlo ver más Off-Road, pero la verdad es que no podría lidiar con caminos verdaderamente accidentados.

Pontiac Aztek 2003 1280 02

El Aztek se lanzó con un motor de V6 de 3.4 litros que producía 185 hp y 210 lb-pie de torque, usaba una transmisión automática de cuatro marchas que enviaba el poder al eje delantero o a las cuatro ruedas. Se presentó en dos versiones, una llamada "Base" y otra "GT".

La lluvia de críticas no se dejó esperar. Visualmente era muy arriesgado, el frente parecía que estaba compuesto por dos cofres, cada uno con su parrilla; las direccionales frontales estaban separadas y en la parte más alta del frente, en los costados se notaba muy alargado y contaba con rines de un diseño muy poco común, la parte trasera tenía mucho cristal y una caída digna de los SUV coupé que tanto gustan ahora, pero sin estar tan estilizada. A todo eso se le añadía que toda la parte inferior llevaba una cantidad enorme de plástico.

Pontiac Aztek Breaking Bad 3

El interior si bien tenía formas propositivas, no tenía la calidad deseada para los materiales y para el trato "rudo" que podría tener al llevarla fuera del camino y entrar a él con botas sucias y cosas que puedan rayar superficies fácilmente. Además, desde sus primeros días los reportes de fallas en los sistemas eléctricos se hicieron presentes.

De lo que más destaca en el interior fue que al menos era práctico, y si de verdad deseabas salir a acampar con él, podías acomodar una casa de campaña que la marca ofrecía para la parte trasera del auto, también tenía altavoces en esa zona e incluso venía con una hielera pequeña que se podía desmontar y estaba escondida en la consola central.

Aztek Camping 1095x778

Retomando un poco la parte mecánica. El Aztek se montaba sobre la plataforma de la Pontiac Montana, una minivan, lo que le quitaba la cualidad de ser un vehículo más capaz de salir del camino. Sin embargo, gracias a varios ajustes y la incorporación de la tracción integral, el manejo en ciudad y carretera del Aztek —para la época y posibilidades era bueno—, mejor que el de una minivan o un SUV de aquella época que al estar montado sobre la plataforma de una pick-up favorecía en exceso el body roll.

¿Cuáles fueron los pecados del Pontiac Aztek?

Pontiac Aztek 2003 1280 04

Tal vez no fue muy agraciado, pero sí fue el primero en atreverse a tener tintes deportivos / aventureros y juveniles que hoy vemos, sin necesidad de ser un deportivo.

El Pontiac Aztek tuvo mucho con que triunfar, apareció en el momento en el que el crossover como el que conocemos y tanto gusta actualmente, estaba comenzando a dar sus primeros pasos. Tuvo la oportunidad de marcar el paso y convertirse en el líder, sin embargo, el riesgo tomado con su diseño fue muy lejos. No decimos que innovar sea malo, sin embargo, innovar y no escuchar lo que los estudios dicen para encausar mejor un esfuerzo puede condenar toda buena intención. Sin esos riesgos hoy no tendríamos al Nissan Juke que en su momento rompió esquemas y triunfó, de igual forma al KIA Soul, Ford Flex o Nissan Cube.

El Aztek estuvo en producción del 2000 al 2005, siempre batallando por acercarse al menos al objetivo de ventas, incluso recibió cambios notorios para el modelo 2002, al eliminar tanto plástico en la parte inferior de la carrocería y usar rines de diseño menos propositivo para intentar salvarlo de las críticas. Esto sale a contraste del Buick Rendezvous, un crossover que básicamente era un hermano premium del Aztek, incluso compartieron algunas formas en la parte trasera. A pesar de pertenecer a otro segmento, su imagen más tradicionalista le ayudó a superar en ventas al Aztek y a sobrevivir más tiempo, hasta 2007.

Pontiac Aztek Rally 2004 1280 04

También influyó que en su momento se dió mucho pie a mostrarlo como un vehículo aventurero, pero la decisión de montarlo sobre la plataforma de una minivan, darle tracción AWD o solamente frontal y un motor de poder relativamente contenido para la aventura, hicieron que no diera justo en el clavo. Era una mezcla de un look pensado en un público joven, pero con capacidades enfocadas a un objetivo adulto.

No todo está perdido para el Aztek

Walter White Pontiac Aztek

Sorpresivamente el Pontiac Aztek es muy querido por muchos de sus dueños, e incluso existen algunos clubes dedicados a él, especialmente en Estados Unidos. También tuvo un enorme repunte en su popularidad después de que fue el auto de Walter White, personaje protagonista de la aclamada serie de AMC, Breaking Bad. Tras verlo en pantalla, las ventas de los Aztek usados se elevaron considerablemente. De igual forma, a su favor juega ser llamado en muchas ocasiones y por muchas publicaciones como el auto más feo del mundo, no haber vendido muchos modelos y técnicamente haberse vuelto famoso por todas esas críticas malas.

Es muy seguro que pronto el Aztek se vuelva un auto de colección y aunque ahora sean increíblemente baratos, más adelante pueden recuperar mucho valor. Si no me creen, el ejemplo es el Ford Edsel, también odiado, criticado y hasta cierto punto olvidado. Sin embargo, varias décadas después es considerado pieza de colección gracias a su imagen tan extraña y la mala fama de ser horrendo.

En Motorpasión México | Historia del Mazda MX-5: Cuatro generaciones de diversión pura a un precio razonable

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio