El Dodge Charger 2019 le gana tiempo al tiempo con mejoras en todas sus versiones

El Dodge Charger 2019 le gana tiempo al tiempo con mejoras en todas sus versiones

Publicidad

No veremos un Dodge Charger totalmente nuevo hasta 2020 o 2021. El modelo actual salió al mercado hace 8 años y todavía deberá luchar contra el tiempo todavía un par de años más hasta el lanzamiento de una nueva generación. Por eso, para mantenerse vigente en el no tan concurrido, pero sí muy importante segmento de los sedanes grandes, el Dodge Charger 2019 recibe una serie de mejoras en todas sus versiones.

En Estados Unidos, donde su gama es muy completa, encontramos todo un abanico de opciones, desde un V6 enfocado al rendimiento de combustible —en el universo de un muscle-car, claro—, hasta una variante con tracción en las cuatro ruedas, sin olvidar al más apabullante de todos los Charger, el Hellcat.

Dodge Charger 2019 9

Mejoras puntuales para el Charger SRT Hellcat

Comencemos por el mejor. El Charger SRT Hellcat 2019 conserva su motor V8 supercargado de la familia HEMI, con 6.2 litros de cilindrada, 707 hp de potencia y 650 lb-pie de par, asociado a una transmisión automática TorqueFlite de ocho velocidades.

Las novedades se centran en un nuevo diseño de parrilla con doble entrada de aire para optimizar el sistema de enfriamiento del compartimento del motor. Estrena también tecnologías enfocadas a las altas prestaciones, como el sistema Launch Assist que modifica la entrega de par en milisegundos para ganar tracción en arranques a toda velocidad. También utiliza el sistema Line Lock que sólo los frenos delanteros para facilitar derrapes y donas; el sistema After-Run Chiller para enfriar el supercargador cuando el motor está apagado; y, finalmente, el sistema Torque Reserve, que anticipa el llenado del supercargador y maneja el flujo de combustible para mantener una "reserva de par" cuando se arranque desde cero.

Dodge Charger 2019 6

El Charger R/T Scat Pack es valor por tu dinero

Pensar en un muscle-car con una buena relación de valor es complicado, pero la propuesta de esta versión del Dodge Charger justo está encaminada hacia allí. Utiliza un V8 392 HEMI aspirado naturalmente, capaz de generar 485 hp y 475 lb-pie, asociado a un cambio automático de ocho velocidades. Todo por menos de 40,000 dólares.

Para el modelo 2019 también se incluye el sistema Launch Assist y Line Lock, así como la misma parrilla con toma de aire dual del SRT Hellcat. Hay nuevas opciones de tapicería, de acabados con frajnas para la carrocería y hasta de amortiguación adaptativa Bilstein con tres modos de manejo.

Dodge Charger 2019 5

Mejoras en chasís para el Dodge Charger R/T

El Dodge Charger R/T es, quizá, uno de los más populares en la historia de este sedán. Utiliza un V8 HEMI de 5.7 litros de 370 hp y 395 lb-pie con la misma caja automática de toda la gama. Para 2019 estrena equipo aerodinámico, suspensión deportiva, una dirección revisada y paletas de cambio al volante. El sistema de infotenimiento UConnect de 8.4 pulgadas ahora lleva el sistema Dodge Performance Pages, mientras que la cabina utiliza tapicería Houndstooth y acabados Dar Dub Plate para el panel de instrumentos.

Dodge Charger 2019 8

El Charger V6 ahora puede llevar tracción integral

La versión SXT AWD es nueva para el modelo 2019. Combina el motor V6 Pentastar de 300 hp y 264 hp, con una transmisión automática de ocho velocidades y un sistema de tracción integral que automáticamente transfiere el poder al eje delantero cuando es necesario, o lo desconecta para mantener viva la esencia de la tracción trasera.

Entre sus opciones se encuentran tapicería en piel Caramel Nappa para el interior, asientos deportivos, rines de aluminio de 19 pulgadas con diseño Black Noise y volante y asientos calefactables. Estas mismas novedades están disponibles para el Charger GT, que utiliza el mismo motor Pentastar, pero sólo con tracción trasera.

Los pedidos para el Dodge Charger 2019 ya están abiertos en los concesionarios de la marca en Estados Unidos, con las primeras entregas programadas para el tercer cuarto de 2018. A México, la actualización deberá llegar a finales de este mismo año.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio