Volvo Experimental Safety Car, un prototipo de 1972 más seguro que muchos coches actuales en México

Volvo Experimental Safety Car, un prototipo de 1972 más seguro que muchos coches actuales en México

Publicidad

Sabemos que BMW tiene el enfoque perfecto en hacer autos de lujo con un manejo excepcional, Mercedes por llevar la elegancia y el lujo a otro nivel, y Audi por mezclar el lujo y la tecnología de la forma más eficiente. Pero a Volvo se le conoce desde hace décadas por ser los autos de lujo más seguros y probablemente la marca con mayor nivel de seguridad y protección para sus ocupantes ante situaciones de riesgo.

Los suecos han innovado en muchísimos aspectos de seguridad que hoy en día son norma en muchos países por su eficacia para reducir daños y salvar vidas ante un accidente. Sus coches tal vez sufran un poco por el "aguante" de sus máquinas, pero al menos en seguridad tienen una gran ventaja. Toda esa seguridad se puede remontar hasta 1972, cuando la marca desarrolló el Volvo Experimental Safety Car, un coche que probaba algunas tecnologías que no llegarían como algo usual a nuestros coches hasta más allá de 2015 y que en algunos países aún se perdona no tener.

vesc1

El Volvo Experimental Safety Car (VESC) fue un concepto que se presentó en el Salón de Ginebra de 1972, con el que la marca daba a conocer los elementos de seguridad en los que trabajaba para sus siguientes autos. Además el VESC sirvió para dar un adelanto de como luciría su siguiente auto, el legendario Volvo 240 del cual se produjeron 2.9 millones de unidades y estuvo vigente durante casi dos décadas.

Después de una serie de regulaciones de seguridad que se dieron en Europa y Estados Unidos a partir de 1969, Volvo quería experimentar más allá con nuevas formas de proteger a los pasajeros, por ello crearon 10 de estos vehículos en el transcurso de los siguientes años.

vesc2

Los VESC estaban equipados con bolsas de aire para los pasajeros delanteros y traseros, asientos delanteros con cabeceras desplegables cuando se detectaba un impacto, lava faros, una especie de frenos ABS, columna de dirección retráctil —al detectar un impacto unos resortes alejaban el volante del conductor, hundiendo la columna seis pulgadas—, un acomodo y sujeción de motor que al momento de sufrir un impacto frontal hacia que el motor se desviara hacia abajo del piso del auto para evitar que entrara en la cabina, un sistema de corte de alimentación de gasolina, barras de absorción, barra antivuelco, ajuste electrónico de altura del vehículo y protección en los costados para evitar la intrusión a la cabina e incluso cámara de reversa, sí en 1972.

Más allá estos coches también contaban bolsas de aire en el medallón para proteger a los ocupantes de golpes desde atrás, incluían defensas de un mayor tamaño que estaban pensadas para absorber impactos a baja velocidad, favoreciendo que la estructura quedara intacta en impactos menores; los asientos de seguridad eran semi pasivos y se ajustaban automáticamente para mantener a los pasajeros bien pegados al asiento en todo momento. Los faros podían ajustarse automáticamente acorde a la elevación del camino para siempre iluminar bien la calle. Todo un arsenal, pensado para que se pudieran salvar miles de vidas en las calles y carreteras.

El VESC fue tan bueno y cumplía con tantas normas que la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), la institución de seguridad automotriz y de caminos más importante de Estados Unidos, pidió permiso a Volvo para usar el VESC y algunas de sus tecnología como la referencia de seguridad para los autos que se fabricaban y vendían en Estados Unidos.

vesc4

Por si fuera poco, el VESC, o mejor dicho los VESC, contaban con motores de cuatro cilindros a gasolina que usaban un sistema de inyección directa y hasta portaban un convertidor catalítico, por lo que las emisiones eran considerablemente menores a las de los autos del momento.

El VESC, fue un pionero de seguridad y eficiencia que hoy en día ha salvado miles de vidas, tanto en los autos de la marca sueca como en los que migraron su tecnología. Cabe destacar que en México, algunos de esos sistemas que en 1972 ya se estaban desarrollando y se perfeccionaron y comenzaron a usar de ley hace varios años en otros países, aún siguen sin ser obligatorios aquí.

vesc5

Los frenos ABS y bolsas de aire, apenas lo serán en 2019, mientras que otros como el control de estabilidad y cámara de reversa o alerta acústica de reversa, parece que no serán obligatorios en muchos años más.

En Motorpasión México | Las líneas en el pavimento no sólo separan carriles, también indican más cosas para hacer tu viaje más seguro

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio