Recordando a: Volkswagen Beetle RSI, un escarabajo de espíritu racer

Recordando a: Volkswagen Beetle RSI, un escarabajo de espíritu racer

Publicidad

El regreso del Beetle en el 98 como el New Beetle significó un gran paso para Volkswagen, con un producto que en su momento se popularizó casi como el modelo original de varias décadas atrás. El coche tenía formas muy amigables y hasta cierto punto podía decirse que tenía como foco un público joven y femenino.

Casi a la par del lanzamiento del modelo para calle, Volkswagen presentó en el Auto Show de Detroit de 1999 una versión concepto que denominarían RSI, basado en unos modelos de competencia de la Beetle Cup. En el 99, el concepto causó muchas expectativas, pero ni en la marca sabían si lo llevarían a producción o se quedaría como un ejercicio de diseño.

¿Qué hacía tan especial a este escarabajo racer?

SFDG

Justo como te mencionaba al inicio, el RSI estaba basado en los Beetle Cup que normalmente se moverían con un motor VR6 aspirado de 2.8 litros, sin embargo, en el caso del RSI el desplazamiento se elevaba hasta los 3.2 litros y entregaba 225 hp y 233 lb-pie de torque. Su motor se acoplaba a una transmisión manual de 6 cambios y enviaba el poder a las cuatro ruedas gracias al conocido sistema de tracción 4Motion de VW para mover sus 1,515 kg. A grandes rasgos llevaba el mismo motor de un Golf R32.

No sólo el motor tenía cambios, también contaba con una suspensión considerablemente más dura y pensada en un manejo demandante. Adicional a todo, llevaba rines de 18" de la marca OZ Racing con llantas 235/40, refuerzo de carrocería en ciertas zonas con fibra de carbono, y un escape especial fabricado por Remus.

ASDF
Con ese propulsor era capaz de alcanzar los 220 km/h y y hacer el 0-100 km/h en 6.4 segundos.

Visualmente, llevaba un kit aerodinámico que lo hacia 80 mm más ancho y añadía elementos que sí tenían un efecto sobre su desempeño para ofrecer mayor agarre en las curvas. Las partes más distintivas eran sus alerones —uno sobre la luna y otro en la posición común—, y el frente con tomas de aire mucho más grandes para la refrigeración del motor.

En el interior combinaba tres colores principales; negro para los plásticos y zonas cubiertas en alcantara, naranja para los asientos —que por cierto para conductor y pasajero eran unos Recaro de cubo—, y detalles en aluminio distribuido en distintos lugares.

F4738345 Efaa 4eac B780 344f47e88107

Contaba con encendido por botón, no tenía cristales eléctricos y los controles del radio estaban en el techo.

Cabe aclarar que desde que se presentaron los dos conceptos, el Beetle RSI ya contaba con un motor V6 y el sistema de tracción en las cuatro ruedas. Sin embargo, la parte visual fue la que se refinó y se acercó más al diseño de las versiones más tradicionales para calle.

En total hubo dos conceptos, uno en 1999, otro en el 2000 y finalmente el modelo de producción de 2001.

Rsi Interior3 1

Las causas de su existencia, rondan la teoría de que el New Beetle no estaba teniendo las ventas que la marca esperaba en Europa, por ello la lógica de Volkswagen en ese momento, fue la de lanzar una edición especial, muy alejada mecánicamente de las versiones comunes para que su popularidad escalara y con ello se mejoraran las ventas de los modelos comunes.

Al final del día el RSI sólo estuvo disponible en Europa, aunque algunos después se trajeron a nuestro continente, sólo se produjeron 250 unidades. En su momento su precio de coche nuevo era de 50,000 euros, que al cambio de hoy sería un precio aproximado de 1,200,000 pesos mexicanos. Y sí, los 250 se vendieron como pan caliente.

FGJN

Imágenes Beetle RSI Concept 1999 | Velocity

En Motorpasión México | Volkswagen Beetle, su historia en 11 ediciones especiales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio