Coche autónomo de carreras vs. piloto profesional: los humanos todavía somos más rápidos

Coche autónomo de carreras vs. piloto profesional: los humanos todavía somos más rápidos

Publicidad

Existen bandos a favor del coche autónomo, pero un buen grupo de personas todavía se opone. Uno de los principales argumentos es la pérdida del placer de conducir. Si la máquina se encarga por sí misma de tomar las decisiones, la pasión al volante podría estar en peligro. ¿Qué pasa cuando nos llevamos esta discusión al mundo de las carreras?

Así como en los últimos años se han popularizado las competencias de peleas o carreras de robots, podríamos estar a punto de presenciar el nacimiento de una nueva categoría del deporte motor: carreras de coches autónomos. DevBot es uno de los primeros modelos con estas características de conducción automatizada y se ha enfrentado a un piloto profesional.

La contienda tuvo lugar en Roma durante el pasado Gran Premio de Fórmula E. Ryan Tuerck, un piloto con amplia experiencia en el mundo de las carreras y el drifting, se puso al volante de un DevBot para luego dejar que el vehículo completara la prueba por sí mismo. ¿El resultado? Los humanos seguimos siendo más rápidos.

Ryan Tuerck logró completar la vuelta en 1:51.8 minutos, mientras que al coche autónomo, con todo y sus avanzados algoritmos, le tomó 2:18.4 minutos: una diferencia de 26.6 segundos. La buena noticia para los que apoyan al coche autónomo es que el fundador de la Roborace —competencia de coches autónomos— asegura que este mismo año se realizarán ajustes para que los autos marquen tiempos mucho mejores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio