Hyundai Elantra Limited, prueba (parte 1)

Hyundai Elantra Limited, prueba (parte 1)

Publicidad

Nada de pruebas extremas de temperatura ni de conducción de alta demanda para el chasis; si como marca quieres demostrar que tu auto es durable, préstaselo un año a diferentes periodistas del medio automotriz y mira cómo termina. Hace exactamente un año, Hyundai llegó a México con una gama compuesta por tres modelos, uno de ellos el Hyundai Elantra.

En su momento, le pusimos las manos encima para descubrir que los coreanos sí llegaron a México con fuerza; en esa ocasión manejamos la versión de entrada, denominada GLS. Ahora, para ver qué tal le ha ido al Elantra después de 12,000 kilómetros recorridos en las manos de estómago de la prensa automotriz, nos hemos puesto al volante de la versión Limited.

Mayor cuidado a los detalles

Hyundai Elantra 2

Visualmente, el Hyundai Elantra es un coche que no luce para nada barato. Desde la versión de entrada se aprecia como un auto atractivo gracias a la interesante propuesta de diseño de los coreanos; incluso sin faros de niebla y con rines pequeños, el Elantra luce atractivo. Ahora, al mirar su versión más equipada, gana en appeal al incorporar unos rines de 17" de diseño llamativo, detalles cromados y LED en faros y calaveras. Llama la atención que las luces de conducción diurna son como las de cualquier otro coche, pues los LED únicamente encienden con los faros.

Nuestra unidad de pruebas ya contaba con ciertos detalles de uso, como ligeros arañazos y alguna que otra descarapelada en la carrocería. Lo que más llamó nuestra atención fue que los rines ya tenían algunos rayones, lo que nos invita a pensar dos cosas: los periodistas no nos sabemos estacionar en paralelo o es imposible mantener unos rines de 17 pulgadas libres de detalles. Lo dejamos a tu juicio.

Hyundai Elantra Sumario1
Aunque su cambio generacional se acerca, el Hyundai Elantra sigue luciendo atractivo.

¿Qué tal los ensambles después de 12,000 km?

Hyundai Elantra 3

Nadie es perfecto

Después de un año, al interior ya hay algunos ruidos. La tapa frente a la palanca de velocidades se traba para abrir.

El habitáculo nos sigue recibiendo con una atmósfera de calidad, que no es la referencia del segmento, pero deja buen sabor de boca. El modelo básico ya adopta materiales agradables a la vista y al tacto en la mayoría del tablero; esta versión, la más equipada, suma detalles como una pantalla táctil —que a nuestro juicio es muy pequeña—, Bluetooth, encendido por botón, llave inteligente, quemacocos, cámara de reversa, climatizador automático de doble zona y unos asientos forrados en piel gris que, después de un año, ya se nota un tanto brillosa.

Cuando condujimos el Hyundai Elantra hace un año, tenía apenas un par de meses rodando. Al menos al comienzo de su vida útil, el compacto coreano no presenta ninguna clase de ruido acusando un mal trabajo de ensambles. Un año después, la historia es ligeramente distinta, y es que con tanto tope y bache en nuestro país, es difícil mantener la solidez del tablero. En nuestro caso, el Hyundai Elantra Limited tenía ligeros rechinidos en la zona del cuadro de instrumentos la circular por calles olvidadas por el ayuntamiento.

Hyundai Elantra Sumario2

En materia de habitabilidad no hay mucho que agregar. Hay suficiente espacio para piernas en ambas bancas —la trasera no es la más amplia de su categoría— y un techo un tanto bajo para las plazas traseras, en las que pasajeros muy altos sufrirán las consecuencias. Cabe mencionar que el Elantra no cuenta con salidas del aire acondicionado para los asientos posteriores.

Cuando Hyundai llegó a México el año pasado, el Elantra más equipado correspondía a esta versión denominada Limited. Ahora, para no quedarse atrás de muchos de sus rivales, Hyundai puso en el mercado una versión con más equipamiento denominada Limited Tech Navi, que adopta una pantalla táctil de siete pulgadas, un sistema de infotenimiento más generoso y navegador.

Continuará...

En Motorpasión México | Hyundai Elantra GLS, prueba (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio