Ford Edge, a prueba: Un veterano del segmento muy capaz de mantenerse al día

Ford Edge, a prueba: Un veterano del segmento muy capaz de mantenerse al día

Publicidad

Nota de Motorpasión México

Los crossover y SUV tienen controlado al mundo y a pesar que hay muchos nuevos llegando o renovándose, aún quedan algunos que fueron cimentando poco a poco el segmento durante sus generaciones anteriores, uno de ellos es el Ford Edge.

Nos pusimos al mando de la versión Titanium con motor de cuatro cilindros para ver como ha aguantado el paso y la llegada de nuevos rivales de todas partes del mundo en esta era.

Una imagen conocida

Img 6018 Copia

No es secreto que Ford Edge este por recibir una actualización, al menos en otro mercados ya se presentó. Veremos un frente con menos detalles, pero más estilizado en formas respecto al actual. El Edge mantiene una imagen robusta y desde fuera ya podemos ver muchos detalles del equipamiento que ofrece.

Al tratarse de la versión Titanium nos encontramos con faros bi-xenón, luces de conducción diurna y si vemos más de cerca el frente podemos encontrar una de las varias cámaras que usa para facilitar maniobras de estacionamiento.

Img 5987 Copia

En los costados destacan los rines de aluminio de 19", los sensores de apertura con llave de presencia y del lado del conductor el pad para colocar una clave que nos permita abrir o bloquear el vehículo, característico de Ford.

La parte trasera continua con los trazos directos y alargados, incluyendo las calaveras que se unen por el centro con una franja de luz.

Amplio, cómodo y bien equipado

Img 5947 Copia

Algo destacable del Ford Edge es el nivel de equipamiento de confort y tecnología al interior de la cabina. Justo antes de probar este crossover había manejado a uno de sus rivales, el Nissan Murano, y a pesar de que ambos son productos muy completos, Edge tiene algunas ventajas sobre Murano y viceversa.

Como conductor podrás disfrutar de un cuadro de instrumentos compuesto por dos pantallas a color y un velocímetro análogo. Cada pantalla despliega información diferente. La pantalla izquierda va más enfocada a la info del auto; como el consumo, revoluciones, rango, distancia y tiempo de viaje. Mientras que la derecha se enfoca en información relacionada al radio y sistema de navegación.

El volante es mutlifunción, como era de esperarse, y al igual que todos los SUV de su segmento, viene forrado de piel, sin embargo, en algunas zonas se siente muy acolchonado, un detalle pequeño pero que llamó mucho mi atención. Fuera de eso cumple muy bien su cometido y tiene muchos comandos que se pueden controlar directamente desde ahí.

Img 5943 Copia
El Ford Edge Titanium Ecoboost de 2.0 l tiene un precio de $707,900

En la consola central nos encontramos con una pantalla táctil de 8" que incorpora el sistema SYNC 3, una de las interfaces más intuitivas y responsivas, además de que es de las mejoras en el reconocimiento de voz. Afortunadamente, SYNC 3 ya puede actualizarse para permitirnos usar Waze. Por si solo este sistema de infoentretenimiento lleva radio AM/FM, conexión Bluetooth, navegación y varios datos sobre el estado del vehículo, pero, también es compatible con Android Auto y Apple Car Play.

Un poco más abajo tenemos controles de audio y del aire acondicionado, de doble zona y de la calefacción o ventilación en los asientos, mismos que son eléctricos al frente.

La segunda fila es considerablemente amplia, cuenta con salidas de aire acondicionado y calefacción en los asientos. También lleva techo panorámico el cual nos sorprendió ya que generalmente todo auto que cuenta con él comienza a presentar rechinidos al poco tiempo de usarse, y en el caso de Edge nunca lo notamos, a pesar llevar más de 13,000 kilómetros en el contador.

Img 5940 Copia

Su cajuela tiene capacidad de 1,110 litros con asientos traseros en su lugar, abatidos puede llegar a los 2,078 litros.

A grandes rasgos el interior es muy amplio y cómodo como en todo crossover mediano, destaca que cuente con calefacción y ventilación en los asientos delanteros y que SYNC 3 funcione bien en muchos aspectos. Sin embargo, lo que puede mejorar es la calidad de algunos materiales y los ensamblados en ciertas zonas. Por ejemplo, donde se unen las ventilas centrales de aire condicionado del tablero con los plásticos que conducen a la consola central, se nota un desfase dónde la punta de las ventilas sobresale y no se une directamente al siguiente plástico, pasa lo mismo en las ventilas laterales en las uniones más cercanas a las puertas. Además, en la consola central hay gran presencia de plásticos duros que se extienden hacia la parte superior, le resta un poco de percepción de calidad.

Coche familiar y con asistencias de seguridad

Img 6014 Copia

A favor también colocaría la inclusión de sistemas como la alerta de colisión frontal con asistencia de frenado, alerta de punto ciego, el sistema de visión de 360º y el Park Assist, algo que hace más fácil y seguro vivir con un vehículo grande. En cuanto a bolsas de aire cuenta con ocho además de cinturones de seguridad inflables para los ocupantes traseros.

Al volante del Ford Edge

Img 5988 Copia

Justo cómo te decía al inicio, antes de probar Edge estuve manejando al Nissan Murano, un rival de este crossover, en el caso del modelo japonés, está propulsado por un V6 aspirado que produce un poco menos de potencia y sinceramente no se siente tan responsivo como Edge. El Ford Edge Titanium que probamos fue el de motor Ecoboost de 2.0 litros, es decir un cuatro cilindros turbo que entrega 245 hp y 275 lb-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de seis cambios que envía el poder al eje delantero y que mueve sus poco más de 1,750 kg.

El motor puede impulsar bien al Edge, aunque si intentas dar un acelerón sin estar en el modo Sport, probablemente te encuentres con el turbo lag que en ocasiones retrasa mucho la entrega de potencia, pero una vez que se supera, se gana velocidad a buen ritmo. Claro que eso en parte se da por hacerlo en el modo normal y por la altura a la que estamos en la ciudad de México.

Img 5983 Copia
En ciudad nos llegó a promediar 8.8 km/l mientras que en carretera subió a los 10 km/l.

Lleva un esquema de suspensión independiente en ambos ejes y a pesar de que tiene buen enfoque en la comodidad y absorción de las irregularidades en el camino, se siente muy bien plantado y no tiene tanto body roll como otros de su segmento. La dirección es eléctrica y en ocasiones llega a sentirse muy suave, cosa normal debido a su enfoque al confort. En tanto a los frenos, tienen buena fuerza aunque el tacto del pedal pueda ser brusco, los primeros kilómetros en él serán para adaptarse ya que el recorrido es muy corto. A grandes rasgos se siente más ágil por el motor, sin embargo, bajo mucha exigencia una opción con tracción AWD va a comportarse mejor.

En conclusión, el Ford Edge sigue siendo un crossover interesante, viene muy bien equipado y el motor puede ayudar a ofrecer mejores sensaciones al volante, aunque podría disfrutarse más al tener la tracción integral que está disponible en la versión Sport. También comparado a un modelo con motor V6, puede contener mejor los consums, y es uno de los más espaciosos en el área de carga.

Sin embargo, referente al refinamiento de algunos ensambles y materiales puede mejorar, habrá que ver que tanto recupera una vez que se actualice en un futuro no muy lejano.

8.4

Acabados8
Seguridad8
Equipamiento9
Infoentretenimiento9
Comportamiento8.5
Motor8.5
Transmisión8
Consumo7.5
Espacio interior10
Precio8

A favor

  • Gracias al motor Ecoboost da buenas respuestas al acelerar.
  • Es muy cómodo y suave para pasar por baches, pero también se planta bien al suelo y no hay mucho body roll
  • Buen equipamiento de confort para todos los ocupantes

En contra

  • Algunos ensamblados parecen no encajar bien
  • Hay plásticos duros en más zonas de las que nos gustaría
  • Si no estas en modo Sport, el turbo lag puede acabar con las buenas sensaciones de aceleración

Ford Edge

Ford Edge Titanium Ecoboost 2.0 l

707,900

  • Motor: 4 cilindros 2.0 l turbo
  • Potencia máxima: 245 hp
  • Par máximo: 275 lb-pie
  • Transmisión: Automática de 6 cambios
  • Tracción: Delantera
  • Frenos: Disco en las cuatro ruedas
  • Peso: 1,772 kg
  • Velocidad máxima: N.D
  • Aceleración: N.D
  • Suspensión delantera: Independiente McPherson
  • Suspensión trasera: Multilink
  • Longitud: 4,777 mm
  • Cajuela: 1,110 l
  • Consumo urbano: N.D
  • Consumo en carretera: N.D
  • Consumo combinado: N.D
  • Emisiones CO2: N.D
  • Capacidad del tanque de gasolina: 72 l

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio