Audi SQ5, a prueba: un SUV que le devuelve el sentido a la palabra 'sport'

Audi SQ5, a prueba: un SUV que le devuelve el sentido a la palabra 'sport'

Publicidad

En el mundo de los autos hay letras que se ponen de moda y palabras que se repiten hasta perder su significado. La letra S y la palabra Sport, por ejemplo. ¿Cuántas veces no hemos visto modelos "deportivos" con tanta vocación velocista como una tortuga? De hecho, entre las siglas SUV está, justamente, la palabra Sport, pero son pocos los vehículos de este tipo capaces de darle el sentido que merece. El Audi SQ5 es de esos que le devuelve el significado.

La segunda generación del Audi SQ5 llega corregida y aumentada en todos los aspectos, desde una apariencia más madura, hasta una todavía conducción precisa y equilibrada, todo desde la burbuja tecnológica de la firma de los cuatro aros. Se trata del Q5 mejor dotado de la gama y estuvo en nuestro garaje algunos días para ponerlo a prueba.

Audi Sq5 5

Elegante y deportivo a partes iguales

Algo que me llama mucho la atención del Audi SQ5 es lo parecido que resulta a lado de un Q5. Estamos acostumbrados a vehículos deportivos demasiado llamativos, con enormes tomas de aire y alerones vistosos, mientras el Audi SQ5 mantiene su deportividad en un perfil bajo —y de buen gusto— con los accesorios necesarios para hacer notar su apellido Audi Sport.

Las formas propias del Q5 ya son deportivas. El SQ5 interpreta su espíritu de altas prestaciones a través de carcasas de espejo en acabado estilo aluminio cepillado, un sutil rediseño de fascia —que deberás comparar en fotos para encontrar las diferencias— y rines de aluminio de 20 pulgadas con diseño de cinco brazos. En lo demás es muy parecido. ¿Le falta distinción? Ya es cuestión de gustos. Lo que nadie puede discutir es que luce elegante.

Audi Sq5 9

Los acabados son de primer nivel. Hay cuero, fibra de carbono, Alcántara y aluminio cepillado.

Toda la inyección deportiva del Audi SQ5 en realidad queda reflejada en la cabina. Desde el primer vistazo, el cuero rojo invade la atención y se convierte en el protagonista de la personalidad racing al interior del SQ5. Una vez que tomamos el puesto de conducción sale a relucir su segundo talento: el derroche tecnológico. La posición de las pantallas, la consola central elevada y el cuadro de instrumentos digital —Audi Virtual Cockpit— brindan una experiencia futurista y facilitan la operación en el día a día.

Como era de esperarse, la selección de materiales es extraordinaria. Rincón al que mires, rincón en el que encontrarás elementos de diseño, texturas agradables y ensambles impecables. Al igual que el resto de la gama Q5, el Audi SQ5 sale de la fábrica de la firma alemana en Puebla.

Audi Sq5 4

Una experiencia deportiva que no penaliza el confort

Lo que sucede luego de oprimir el botón de encendido del Audi SQ5 es muy interesante. Un rugido te hará saber que el V6 TFSI de 3.0 litros ha cobrado vida. De este propulsor salen 354 hp y 368 lb-pie, capaces de catapultarlo de 0 a 100 km/h en 5.4 segundos y sin sufrir para distribuir la potencia, gracias al sistema de tracción integral Quattro.

Hagamos de lado el dato duro y hablemos de la experiencia. En modo Dynamic, los amortiguadores y la dirección se endurecen para dar pie a una marcha firme y muy precisa que da pie a hundir más y más el pie sobre el acelerador. En todo momento hay sensación de control, y aunque el body-roll se vuelve evidente en curvas cerradas, el conjunto realiza un trabajo sobresaliente para salir sin mayor dificultad y mantener la chispa de la conducción deportiva. Pesa casi dos toneladas, pero las disimula de maravilla al volante.

Audi Sq5 10

Le toma 5.4 segundos llegar a 100 km/h. Disimula bien las casi dos toneladas que pesa.

La respuesta del propulsor también merece mención honorífica. Todo el par está disponible a partir de 1,370 revoluciones, lo que ayuda a arranques ágiles y a esa sensación de "patada" que nos encanta al hundir el pie a fondo. Acelera con contundencia, sin llegar a ser radicalmente explosivo, y no sufre para realizar rebases ni recuperaciones, incluso a velocidades por encima de 120 km/h. La programación de la transmisión ayuda a sacarle partido al ímpetu del propulsor. No es de doble embrague, sino con convertidor de par, pero los ocho cambios se realizan con rapidez.

Audi Sq5 7

La faceta más amigable del Audi SQ5 es en modos Comfort y Auto. La amortiguación se vuelve notablemente más suave y mejor entendida con asfalto irregular, ideal para entornos urbanos y embotellamientos. Sin perder el sabor deportivo, el acelerador es menos sensible, la transmisión procura mantenerse abajo de 2,000 revoluciones y la conducción es más cómoda, en general.

Quienes gusten de una conducción más personal, el modo Individual permite programar los parámetros de manejo por separado. Se puede tener, por ejemplo, la amortiguación firme del modo Dynamic con la respuesta moderada del motor en modo Comfort. Adicionalmente, el Audi SQ5 cuenta con modos Allroad y Offroad para conducción en terrenos de poca adherencia.

Audi Sq5

Bien dotado de equipamiento y tecnología

El Audi SQ5 dista tanto de ser un SUV accesible, como de ser uno austero. De serie encontraremos el avanzado sistema de infotenimiento MMI de Audi, con navegación plus, bocinas Bang & Olufsen y cuadro de instrumentos totalmente digital y personalizable. Hay cámara de reversa, sensores de proximidad, climatizador automático de tres zonas, techo panorámico —opcional sin costo—, faros de LED con función Matrix, espejos laterales antideslumbrantes, memoria para los asientos y monitoreo de punto ciego.

Con una etiqueta de 1,124,900 pesos, el principal competidor del Audi SQ5 es el BMW X3 M40i, otro SUV de altas prestaciones y de reciente lanzamiento. Dentro de Grupo Volkswagen, el Porsche Macan más accesible puede hacerle sombra al Audi SQ5 con el mismo propulsor de 3.0 litros —con 340 hp en este caso— y prestaciones parecidas, aunque ya con el emblema de Porsche y una etiqueta 70,000 pesos menor.

9.2

Acabados10
Seguridad9
Equipamiento9
Infotenimiento10
Comportamiento9
Motor10
Transmisión10
Consumo8
Espacio interior8.5
Precio8

A favor

  • Según el perfil de manejo, puede ser deportivo o realmente cómodo.
  • Los acabados son de primer nivel.
  • El motor responde con contundencia.

En contra

  • Es fácil disparar el rendimiento de combustible.
  • ¿Por qué no incluir cámara de visión 360º de serie?

Audi SQ5

Audi SQ5 SQ5

$1,124,900

  • Motor: V6 turbo de 3.0 litros
  • Potencia máxima: 354 hp @ 5,400 rpm
  • Par máximo: 368 lb-pie @ 1,370 rpm
  • Transmisión: Automática de 8 vels.
  • Tracción: Integral
  • Frenos: Disco / Disco
  • Peso: 1,945 kg
  • Aceleración de 0 a 100 km/h': 5.4 segundos
  • Velocidad máxima': 250 km/h
  • Suspensión delantera: Independiente tipo McPherson
  • Suspensión trasera: Independiente multibrazo
  • Longitud: 4,663 mm
  • Cajuela: 500 litros
  • Consumo en ciudad: 7.7 km/l
  • Consumo en carretera': N.D.
  • Consumo combinado': 11.3 km/l
  • Emisiones de CO2': 208 g/km
  • Capacidad del tanque: 70 litros

En Motorpasión México aceptamos vehículos de prueba sólo con fines editoriales. No aceptamos contenido patrocinado a menos que sea claramente especificado como tal. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio