Koenigsegg demuestra que no hay que ser un gigante para innovar

Koenigsegg demuestra que no hay que ser un gigante para innovar

Publicidad

Muchos fabricantes han decidido enfocar sus esfuerzos en el desarrollo de los vehículos eléctricos, y aunque otros tantos se han alejado de los motores diesel, los de gasolina todavía tienen mucho que ofrecer. Aunque para algunos los motores de combustión son cosa del pasado, hay marcas que están conscientes que este tipo de mecánicas estarán presentes durante mucho tiempo más, y que todavía hay muchas cosas por mejorar.

A pesar de su tamaño, Koenigsegg es uno de los pioneros en desarrollo de tecnología para este tipo de motores. La marca sueca es sumamente pequeña, pero no por eso han evitado buscar un nuevo enfoque para los motores de combustión. Saben que el diseño básico ha permanecido igual por más de 100 años, pero también están conscientes de que todavía hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar el funcionamiento de estos motores.

Estas nuevas tecnologías también están acompañadas por desarrollos estructurales e incluso eléctricos, todo en busca de hacer el auto más eficiente que puedan en todos los sentidos.

Freevalve

Koenigsegg Tecnologia

Koenigsegg ha desarrollado una tecnología con la que se deshacen por completo del árbol de levas. Aunque evidentemente comenzó como algo para los motores de sus superdeportivos. Esta tecnología se puede aplicar a cualquier motor, reduciendo considerablemente el tamaño y la masa.

El sistema Freevalve cambia el árbol de levas por motores eléctricos individuales para cada válvula. Esto hace que el volumen de la cabeza de los cilindros sea mucho menor al no necesitar los árboles de levas y todo el mecanismo que utilizan. Aparte de la reducción en tamaño y peso, el sistema es importante ya que permite controlar cada válvula de manera individual, lo que mejora drásticamente el proceso de combustión.

Koenigsegg Tecnologia

En los motores turbo, esto también ayuda a deshacerse del wastegate del turbo ya que controlan las válvulas de escape de manera individual y pueden hacer que la mitad se vaya hacia el escape y la otra mitad hacia el turbo, controlando la presión de los gases para el turbo. Esto también ayuda a deshacerse del pre-convertidor catalítico al poder calentar el sistema de escape y el convertidor catalítico mucho más rápido.

Este sistema también ayuda a conservar cerca del 5% del consumo de combustible, aparte de dar mejor respuesta al acelerador. No necesita el cuerpo de aceleración ya que todo se lleva a cabo dentro de la cámara de combustión y tampoco necesita inyección directa para lograr compresiones 12 o hasta 14:1.

Ah, también ayuda a aumentar la potencia en cerca de 45% y el torque en casi 50%, la reducción total del consumo de combustible ronda el 15% y las emisiones se reducen en cerca de 35%.

Direct Drive

Koenigsegg Tecnologia

Ok, este puede parecer un poco más complicado, pero en realidad es muy sencillo. El sistema Direct Drive utiliza un motor eléctrico en el cigüeñal que funciona como motor de arranque y generador. Adjunto al motor eléctrico hay un acoplamiento hidráulico que se puede abrir o cerrar para funcionar como un convertidor de torque. Al no tener engranes, básicamente el auto está en séptima velocidad todo el tiempo.

La manera en la que logran que el auto se mueva desde cero es con este convertidor de torque que está diseñado específicamente para convertir mejor la potencia y el torque, asistido por el motor eléctrico que está pegado al cigüeñal. Cuando el auto ya está en velocidad crucero, no es tan necesario utilizar el acoplamiento hidráulico y recae más en los motores eléctricos de las ruedas.

Koenigsegg Tecnologia

Para dar una idea de lo que este convertidor de torque puede hacer por si solo, si se apagan todos los motores eléctricos y sólo se utiliza el motor de combustión para acelerar, el Regera puede hacer el 0 a 100 km/h en cerca de 4 segundos. Este sistema elimina por completo la necesidad de los engranajes de la transmisión y le da un nuevo enfoque a la tecnología híbrida.

Rines de fibra de carbono

Koenigsegg Tecnologia

La fibra de carbono es un material que se ha utilizado en los autos desde hace muchos años. A través del tiempo se ha hecho más accesible y ya comenzamos a ver vehículos de menor costo utilizar algunas piezas en este material. Evidentemente son los superdeportivos más caros los que hacen uso del material más extensivamente, y en un Koenigsegg casi todo está hecho de fibra de carbono, incluyendo los rines.

Koenigsegg no son los únicos en utilizar el material para rines, pero sí fueron los primeros, y tiene un método de construcción que hace sus rines todavía más especiales. La marca utiliza el mismo tipo de fibra de carbono que podemos encontrar en autos de Fórmula 1 o jets de combate. Buscaron hacer rines en este material ya que las ruedas son la parte en la que quieres tener el menor peso y la menor masa posible. Al girar, las ruedas crean fuerza centrípeta y centrífuga que puede alterar el manejo del auto. Entre más ligero el cuerpo, mejorará la aceleración y la desaceleración, así como el control, por lo que era importante fabricar los rines más ligeros y resistentes que pudieran.

Aparte del material utilizado, lo que hace especial a estos rines es que tanto los brazos como el centro del rin son huecos. Esto ayuda a reducir más el peso, aparte de hacer la estructura más firme gracias al método de fabricación.

Visión al futuro

Koenigsegg Tecnologia

Koenigsegg es una marca que parece haber salido de la nada cuando presentó su primer prototipo durante el Auto Show de París del año 2000. En ese momento muchos pensaron que sería una marca más intentando entrar al segmento de los superdeportivos que desaparecería en poco tiempo, pero han demostrado que no sólo no desaparecerán, sino que están empujando la tecnología hacia el futuro y han puesto a otras marcas con mucha más historia en alerta.

La marca sueca es el ejemplo perfecto de cómo pensar diferente puede funcionar para evolucionar algo que ya existe. Los motores de combustión todavía tienen mucho que dar, y gracias a marcas como Koenigsegg podemos esperar cosas nuevas en un formato que lleva más de 100 años sin cambios mayores, haciendo lo viejo completamente nuevo otra vez y dejándonos saber que todavía hay muchas cosas por descubrir.

En Motorpasión México | Koenigsegg no está dispuesto a permitir que un auto eléctrico sea el que acelere más rápido

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio