¡Cómo han pasado los años! Así eran los hiperdeportivos de hace 3 décadas

¡Cómo han pasado los años! Así eran los hiperdeportivos de hace 3 décadas

Publicidad

En los últimos años hemos visto la tecnología en la industria automotriz avanzar a pasos agigantados. Aunque mucho del enfoque actual está centrado en autos eléctricos y autónomos, la “guerra” de potencia entre fabricantes sigue más viva que nunca, sólo que ahora también buscan que los autos sean más funcionales y eficientes.

Hace no mucho tiempo pensar que un motor de cuatro cilindros podía entregar cerca de 400 caballos de fuerza era impensable. Y los primeros autos que lo lograron equipaban motores que prácticamente eran de carreras, por lo que tenías que llevarlos a servicio cada dos minutos y su tiempo de vida era sumamente reducido comparándolos con cualquier motor comercial normal.

Pero hubo pioneros que ayudaron a que la tecnología que encontramos hoy en día en muchos autos se hiciera algo normal. En la actualidad, los superdeportivos cuentan con sistemas de suspensión que se levantan para poder pasar los topes, pero hace 30 años era algo que no se había visto. Hoy celebramos a esos hiperdeportivos que rompieron barreras en su momento, y que a pesar de tener casi 30 años, siguen siendo increíblemente rápidos en las manos correctas, dejándonos claro que el mayor avance que hemos tenido no está en la velocidad, sino en la accesibilidad a la misma.

Ferrari F40

Superdeportivos 90 F40

Uno de los superdeportivos más emblemáticos y probablemente el más famoso de todos. El Ferrari F40 tenía un motor V8 turbo de 2.9 litros con 471 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 5 velocidades que transfiere la potencia a las ruedas traseras. Esto, junto con su poco peso de 1,369 kilos, le ayudaron para llegar hasta los 321 km/h. Se produjo de 1987 a 992 y aunque originalmente estaba planeado que sólo se fabricarían 400 unidades, al final la producción llegó hasta las 1,311 unidades.

Bugatti EB110

Superdeportivos 90 Eb110

Cuando Michael Schumacher gasta su propio dinero en un auto, es porque es algo especial, sobre todo si en ese momento trabaja en Ferrari y puede tener cualquier auto de la compañía que quiera. Ese es el caso del Bugatti EB110 SS. Aunque no tan famoso como su sucesor, el Veyron, el EB110 marcó el renacimiento de la marca francesa con un hiperauto que aunque no muchos conocen, dejó una marca en la industria. Su motor V12 con cuatro turbos de 3.5 litros entregaba 550 caballos de fuerza acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades y tracción integral. Se produjo de 1991 a 1995, y en 1992 se aumentó la potencia a 600 caballos para la versión Super Sport. Sólo se produjeron 139 unidades y tenía una velocidad máxima de 349 km/h.

Porsche 959

Superdeportivos 90 959

Una verdadera maravilla de la tecnología alemana, el 959 fue el primer auto de producción en contar con muchas cosas que hoy son comunes. Producido de 1986 a 1993 era el auto de producción más rápido del mundo cuando llegó al mercado. Fue el primero con un sistema de suspensión que le permitía cambiar su altura al piso con apretar un botón y fue uno de los primeros superdeportivos con tracción integral. Estaba basado en un auto de carreras para el infame Grupo B de rallies y se fabricaron 337 unidades. Tenía un motor seis cilindros opuestos twin turbo de 2.8 litros con 444 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de 6 velocidades. Tenía una velocidad máxima de 317 km/h.

Jaguar XJ220

Superdeportivos 90 Xj220

Hubo una época en la que Jaguar era una marca de autos deportivos de muy alto calibre y el XJ220 es el punto más alto de esa etapa. Bautizado así porque originalmente debería llegar hasta las 220 millas por hora, el XJ220 “sólo” logró llegar hasta las 212.3 mph, o lo que es lo mismo, 341,7 km/h. Se produjeron 281 unidades de 1992 a 1994. Originalmente iba a tener un motor V12 y tracción integral, pero al final los costos obligaron a la marca a utilizar un V6 twin turbo de 3.5 litros con 540 caballos de fuerza, caja manual de 5 velocidades y tracción trasera. A pesar de los cambios y de no llegar hasta las 220 millas por hora, el XJ220 logró imponer un tiempo de 7:46.36 en el Nürburgring en 1991, convirtiéndose en el poseedor del récord para un auto de producción de la época.

McLaren F1

Superdeportivos 90 F1

Y en 1993 llegó el McLaren F1 para arrebatar la corona del auto de producción más rápido del mundo y no soltarla hasta 2005. El vehículo diseñado por Gordon Murray tenía un acomodo de asientos bastante extraño con sólo tres, ubicando al piloto en el medio y a los pasajeros a cada lado ligeramente hacia atrás. El motor era un V12 de 6.1 litros con 618 caballos de fuerza fabricado por BMW. Estaba acoplado a una caja manual de 6 velocidades y tenía tracción trasera. Se produjo hasta 1998 y sólo se fabricaron 106 unidades. El McLaren F1 también tiene el honor de ser el último auto no LMP1 en ganar la general de las 24 Horas de LeMans. En 1998 impuso el récord de velocidad llegando hasta los 386.4 km/h.

En Motorpasión México | ¿Qué coches de patrulla utilizan en diferentes países del mundo?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio