Hyundai Sonata Sport 2.0 T, a prueba: el balance entre el precio, poder y equipamiento sí existe

Hyundai Sonata Sport 2.0 T, a prueba: el balance entre el precio, poder y equipamiento sí existe

Publicidad

El sedán sigue siendo muy popular en gran parte del mundo, pero no puede negar que poco a poco va perdiendo terreno frente a los SUV. Por ello muchos se han puesto al día e intentan convencer con distintos factores a los clientes para que se queden en un segmento que ofrece mucha sobriedad, enfoque a la comodidad y lujos. El Hyundai Sonata Sport 2.0 T es una respuesta a esa aproximación, pero que además añade las cualidades de manejo de un motor turbo a la ecuación.

En este segmento tenemos nombres muy grandes que han trascendido durante décadas, también hay otros que poco a poco se han ganado a los consumidores, y Hyundai al ser relativamente nuevo en el segmento, al menos en nuestro país, tiene un poco de trabajo extra para no ser opacado ante nombres como Malibú, Passat y Fusion. ¿Cómo le va en la guerra del coche de señor sedán mediano?

Sobrio, pero atractivo si te gusta un diseño limpio

Hyundai Sonata Sport 2

El Sonata que tenemos actualmente corresponde a la séptima generación del producto y ya muestra el facelift de media vida que le llegó en 2017. Justo en ese facelift apostó más por un diseño menos puntiagudo en algunos elementos. Luce más sobrio y limpio, cosa que le ayuda a tener una mejor presencia en el camino.

El modelo que probamos es el más completo el Sport 2.0 T, por ello es que puede llevar carrocería de color rojo, algo que le sienta de maravilla. También lleva unos rines de diseño específico y una parrilla más estilizada que los Sonata que no llevan motor turbo.

Por fuera podrás encontrar que lleva iluminación LED tanto en faros como en calaveras y luces de conducción diurna también en LED. Eso sí, los faros de niebla de desaparecen en pro de tener una fascia delantera más limpia y estilizada.

Hyundai Sonata Sport 3
El Hyundai Sonata Sport 2.0 T, mide 4,855 mm de largo, 1,865 mm de ancho y 1,475 de alto.

Interior cómodo y con todo al alcance

Hyundai Sonata Sport interior

El interior del Sonata Sport es enorme te permite acomodarte sin problema alguno. Los asientos de piloto y copiloto llevan controles eléctricos, ventilación y calefacción, sólo el del piloto cuenta con memoria.

En general es un lugar agradable para estar, pero si hay algunos detalles, especialmente en materiales que no se sienten tan refinados; podemos decir que la percepción de calidad es buena, pero al compararlo contra el referente del segmento, el Mazda 6 Signature, hay un margen de mejora.

Hyundai Sonata Sport interior 2

Algo que es digno de mencionar es que a pesar de que el coche tenía un poco más de 10,000 km con el trato que le damos los periodistas, no tenía ni un solo ruido que acusara un mal trabajo de ensamblado, vaya ni siquiera en el gigantesco techo panorámico que generalmente es el primer elemento en crear ruidos incómodos al interior. En tal apartado, Hyundai hizo un trabajo más que bueno.

A nivel equipamiento también encontramos detalles que su competencia tal vez no tendría por el precio que pagas en el Sonata. Tenemos un volante multifunción forrado en piel con parte baja chata y paletas detrás del volante, la tradicional pantalla a color en el cuadro de instrumentos para ver información de viaje, consumo y algunas alertas.

Img 7408 Copia

En el centro un sistema de infotenimiento con pantalla táctil de 8" que incluye navegación, pero también es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, este sistema como en el resto de los Hyundai/KIA funciona muy bien. Lo que no me gustó es que se complementara con un sistema de audio de seis bocinas. Sé que es algo completamente prescindible, ya que no es algo que mejore el manejo o lo haga más seguro que es lo realmente importante en un auto, pero considerando que pagas poco más de medio millón de pesos por la versión más completa de un auto de tal categoría, esperarías tener un sistema de audio de buen nivel.

Continuamos con el aire acondicionado automático de doble zona, cargador inalámbrico para smartphone, freno de estacionamiento eléctrico con función de auto hold, un puerto USB y dos tomas de 12 V. También un espejo electrocrómico, iluminación LED interior y tapizado en piel.

Img 7409 Copia

La parte trasera es enorme, pueden caber cinco personas sin problema alguno, gracias a que el túnel central es apenas perceptible; en las ventanas contamos con cortinas de privacidad, mientras que al centro otras dos salidas de aire acondicionado y otra toma de 12 V. La cajuela por su parte tiene una buena capacidad de carga, para ser exactos, 462 litros.

Lo que más vas a disfrutar será conducirlo

Hyundai Sonata Sport 7

Si bien la cabina es un lugar cómodo para estar con muchas comodidades, lo que de verdad vas a disfrutar más es el manejo. Bajo el cofre lleva un motor de cuatro cilindros, turbo, de 2.0 litros con 245 hp y 260 lb-pie de par. El motor se asocia a una caja automática de ocho cambios que envía el poder al eje delantero.

La suspensión es independiente en ambos ejes y el trabajo que realiza en conjunto con el poder del motor, hacen que sea un vehículo que se siente ágil cuando se lo pides, pero que también es dócil para el día a día. Es notorio que su enfoque está en la comodidad, aún así, se lleva bien con los tintes deportivos que dicha configuración le da.

Cuando lo conduces en modo manual notarás un poco más ese enfoque a la comodidad, los cambios tras apretar las paletas pueden sentirse lentos si lo haces en modo Comfort, ECO o Smart, sin embargo, al hacerlos en modo Sport, el auto pareciera haber tomado vitaminas, porque la sensación en general es muy distinta, los cambios se vuelven mucho más rápidos, la dirección más pesada y la respuesta del motor aguda. En carretera no vas a querer salir de ese modo a menos que de verdad quieras un viaje tranquilo. Eso sí, a pesar de que la caja responda mejor, sigue sin sentirse tan rápida como una de doble embrague o una automática tradicional verdaderamente enfocada en una conducción deportiva.

Img 8381 Copia

Los consumos en ciudad rondaron entre los 7.4 km/l y los 10.2 km/l acorde al tráfico con el que convivimos, en carretera bajó a 14.5 km/l.

La suspensión filtra de maravilla los baches e irregularidades del camino, aunque en cambios de dirección bruscos deja sentir mucho el cambio de apoyo del auto. Hay un poco más de movimiento del que nos gustaría, pero aún con ello el auto sigue bien plantado, transmitiendo confianza al conductor.

Otro aspecto que me gustó fueron los frenos, tiene discos en las cuatro ruedas, el tacto del pedal es muy directo y aprietan con fuerza en todo momento, aún cuando deben detener los 1,636 kg que pesa este coche.

El Hyundai Sonata Sport es muy capaz de ofrecerte una conducción, cómoda, silenciosa y eficiente si cuidas lo que hagas con tu pie derecho. Aunque también con presionar un botón y mover la palanca de velocidades, puedes hacer que el coche se sienta más vivo, en todo sentido y divertirte un poco al tener un camino largo, despejado y con curvas.

¿Y en seguridad?

Img 8368 Copia

Ofrece siete bolsas de aire, frenos ABS, control de tracción, control de estabilidad, asistente de ascenso en pendiente, control de velocidad crucero, detector de punto ciego, sensores de estacionamiento traseros y cámara de reversa con alerta de tráfico cruzado, además de los anclajes para silla de bebé.

¿El Hyundai Sonata Sport es una buena opción?

Img 8366 Copia

Definitivamente sí, por $503,600 te llevas un motor que ofrece grandes sensaciones, que de cierta forma puede ser eficiente si no vives con el pie hundido y evitar el tráfico pesado —algo básicamente imposible si vives en CDMX—, y que puede tener un nivel de equipamiento bueno. Sus rivales más directos en cuanto a desempeño tienden a costar entre 20,000 y 60,000 pesos más que el Sonata, algo que parecería un gran trato.

Sólo recordemos que para poder colocarse en ese precio, el Sonata Sport ha dejado de lado equipamiento como el sistema de audio premium, materiales más refinados en algunas zonas y sistemas de alerta de colisión frontal con frenado autónomo de emergencia.

Por $521,900 tienes a su hermano, el KIA Optima SXL que usa el mismo motor y plataforma, pero que tiene una caja automática de seis cambios. Sin embargo, sí cuenta con un sistema de audio premium y un par de funciones extra como espejos eléctricos abatibles.

Por $490,800 tienes al Ford Fusion SEL que lleva un motor con potencia similar, un mejor sistema de audio e infotenimiento, pero que pierde la iluminación LED y techo panorámico, aunque el Fusion ya es un modelo considerablemente más viejo que el Sonata.

Finalmente, por $555,900 tienes al Mazda 6 Signature, referente de materiales y diseño en el segmento, pero que justamente a pesar de ofrecer más comodidades, su precio se eleva en más de $50,000.

8.8

Acabados8
Seguridad8.5
Equipamiento8.5
Infotenimiento8.5
Comportamiento9
Motor9
Transmisión8.5
Consumo8.5
Espacio interior10
Precio9.5

A favor

  • Respuesta del motor.
  • Precio respecto a equipamiento y competencia.
  • Espacio interior y comodidad

En contra

  • Sistema de audio.
  • La percepción de calidad de algunos materiales

Hyundai Sonata

Hyundai Sonata Sport 2.0 T

%503.600

  • Motor: 4 cil. 2.0 l turbo
  • Potencia máxima: 245 hp @ 6,000 rpm
  • Par máximo: 260 lb-pie @ 1,350 - 4,000 rpm
  • Transmisión: Automática de 8 cambios
  • Tracción: Delantera
  • Frenos: Disco / disco
  • Peso: 1,636 kg
  • Aceleración máxima: N.D
  • Velocidad máxima: N.D
  • Suspensión delantera: McPherson
  • Suspensión trasera: Multilink
  • Longitud: 4,855 mm
  • Cajuela: 462 litros
  • Consumo en ciudad: 12.2 km/l
  • Consumo en carretera: 19.9 km/l
  • Consumo combinado: 14.8 km/l
  • Emisiones CO2: N.D
  • Capacidad del tanque: 70 litros

En Motorpasión México | Nissan Altima y Maxima Midnight, a prueba: así van los sedanes inspirados en la oscuridad

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio