Lo que no nos gusta de los autos eléctricos

Lo que no nos gusta de los autos eléctricos

Publicidad

Los autos eléctricos son sin duda alguna el siguiente paso en la evolución del automóvil. Aunque dudamos que los autos de combustión interna desaparezcan por completo en el futuro cercano, sabemos que a largo plazo se convertirán en un segmento de nicho, muy al estilo del rumbo que está tomando la prensa impresa.

Sin embargo, todavía hay muchos obstáculos que sortear y los modelos eléctricos actuales están lejos de ser el sustituto perfecto para los autos de combustión. Todavía hay cosas que nos molestan de los autos eléctrico, y estas son las principales.

No hacen ruido

Bmw I3

Sí, sabemos que para mucha gente esto podría ser una ventaja al reducir la contaminación auditiva, pero hay dos puntos muy importantes que queremos mencionar. El primero es lo peligroso que puede ser un auto que no hace ruido. Desde la llegada de los autos híbridos y eléctricos las marcas se han preocupado por generar algún tipo de sonido artificial para el auto cuando se mueve en modo sólo eléctrico, principalmente para la seguridad de los peatones. Muchas veces no nos damos cuenta pero el sonido del auto es la primera señal que nos hace saber que está ahí, incluso antes de voltear a ambos lados antes de cruzar la calle.

El segundo punto, y quizá el menos importante de todos, es la falta del sonido del motor por el simple hecho de que suene. A los que nos gustan los autos también nos gusta que la experiencia de manejar un auto sea un ataque a todos nuestros sentidos, incluyendo el oído y el olfato. No importa qué tan rápido vaya un auto, si el motor no suena, siempre habrá algo que hace falta.

El tacto del freno

Pisar Pedal Freno

Siguiendo con esto de las sensaciones, en los autos eléctricos el pedal del freno se siente completamente desconectado del auto. Los frenos regenerativos son una parte importante del sistema híbrido o eléctrico de un auto al ayudarle a aprovechar la mayor cantidad de energía posible. Nos parece un sistema muy ingenioso y necesario para este tipo de autos, pero la sensación que da el freno está completamente desconectada. Incluso con los frenos hidráulicos a los que ya estamos muy acostumbrados, hay una correlación entre la firmeza del pedal y la fuerza con la que se activan los frenos, cosa que no sucede con estos sistemas de regeneración de energía.

Hay modelos que están mejorando esto, y como todo lo demás, sabemos que eventualmente llegarán a un punto de retroalimentación correcta (cómo ha ido pasando con los sistemas de dirección eléctrica), pero mientras eso sucede, nos quedamos con un pedal de freno con el que muchas veces no sabes qué tanto apretar para lograr la desaceleración que quieres.

Tiempo de recarga

Tesla Recarga

La tecnología de las baterías está avanzando a pasos agigantados y en muy poco tiempo han logrado ser mucho más eficientes, pero sigue tomando más tiempo del esperado recargar un auto eléctrico. Los autos eléctricos no son nada nuevo e incluso cuando se inventó el auto una de las fuentes de poder con las que se experimentó fue la electricidad. Pero la gasolina ganó por un motivo: la cantidad de energía que puedes extraer del proceso no tiene comparación. Sí, son explosiones controladas, pero de igual manera era mucho más eficiente que cualquier otro tipo de energía.

Los autos eléctricos de hoy en día están empezando a igualar las distancias que pueden recorrer con una sola carga a los autos de combustión, pero en el mejor de los casos sigue tomando media hora recargar por completo un auto eléctrico. Entendemos que el chiste no es usarlo igual que uno de combustión y dejarlo cargando durante el tiempo que no se utilice, pero igual se sigue tardando y todavía falta mucho para que tome el mismo tiempo recargar las baterías de un auto a comparación de lo que toma recargar un tanque de gasolina.

La falacia ecológica

Auto Electrico

Uno de los principales puntos de venta para un auto eléctrico es que contamina mucho menos que uno de gasolina, pero no estamos tan seguros que sea el caso. Para empezar, la fabricación del mismo auto puede ser mucho más complicado, y la creación de las baterías mismas es un proceso que contamina bastante, utilizando químicos como el litio y el cadmio que no son precisamente fáciles de obtener. Esto sin mencionar el problema que tendremos cuando esas baterías dejen de funcionar y haya que deshacerse de ellas.

El otro problema es, en el caso de los autos 100% eléctricos, de dónde sale la electricidad con la que se cargan. En la mayoría de los casos es de una planta eléctrica que funciona a base de carbón. Mientras que no se resuelva el problema de la obtención de electricidad por medios alternativos como plantas hidroeléctricas o eólicas, los autos eléctricos seguirán contaminando bastante, aunque sea de manera indirecta. Al final, pareciera que lo que en realidad nos puede ayudar son los autos con celdas de hidrógeno, y hay que pasar por los eléctricos convencionales para poder llegar ahí.

En Motorpasión México | Tu auto de 0 km en realidad no tiene 0 km y te explicamos por qué

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio